black3heart

Los latidos de mi negro corazón

Señora, su hija me encanta – Carta abierta a mi suegra {Parte 1}

Señora, su hija me encanta.

Y aquí estoy, con el corazón abierto de par en par. Aquí estoy en mi estado más puro, por lo que sí, mi negro corazón ahora está en sus manos.

Hay pocas cosas con las que he soñado a decir verdad, y entre esos, uno de las más sonados está la locura de atravesar su corazón con mi esencia, convencer lo inconvencible, lograr lo imposible, conquistar lo inconquistable: su corazón.

Sueño con que me ame, con que me mime, con que me extrañe.

Sueño que al pensar en pasar días increíbles, mi carita pase por su cabeza al instante.

Sueño con ser alguien importante en su lista de indispensables para vivir.

Y claro, puedo entender con claridad y firmeza que me considere un ladrón. Puedo entender sus miedos, sus reservas y temores, por lo que lamento confirmarle que hay muchas cosas que quisiera robarle:

[…]

Sus pensamientos para incluirme en ellos cuando piensa en el bien de su pequeña princesa.

Su confianza para que duerma tranquila cada noche sabiendo que fui la mejor decisión y su corazón para que lata tanto como late el mío por ella.

Quiero que vivamos esto juntos y comprenda que cuando Dios une dos propósitos, no termina siendo la extracción de su más amado tesoro, sino la inclusión de la pieza que le faltaba, pieza que de corazón, deseo ser yo.

Pronto tendrá nuevas noticias de mi parte…

← Volver
Un poco más de black3heart
Zona de guerra

Zona de guerra

No había entendido al soldado Doss sino hasta hoy. No tenía la intensión de lastimar a nadie. Solo quería auxiliar a un corazón herido. Pero ha sido en extremo difícil

read more
Caída libre

Caída libre

Hay cosas, millones de cosas que es mejor hacer en silencio, por la oportunidad de poder disfrutar de su maravillosa experiencia o porque las voces de los incrédulos alrededor es mejor no alentarlas

read more
Veintiocho de marzo

Veintiocho de marzo

Sobre las cuatro treinta de la tarde me iba a enfrentar a la decisión más importante de mi vida. No sabía qué vendría después de ello, si ganaría o perdería, solo sabía que debía ser valiente para enfrentarlo.

read more
Me gustaría saber tu opinión …