black3heart

Los latidos de mi negro corazón

Como la lluvia

Es una de las demostraciones más cariñosas, suaves y románticas en las que escucho, veo y siento que Dios me ama. 

Es un momento sensible, delicado, tranquilo. 

La paz de escuchar los golpes de cada gota contra el techo, la tierra, mi piel y mis sentidos es sencillamente indescriptible.

Cómo convierte el ambiente en un ambiente tranquilo, cómo convierte el aroma en una aroma maravilloso, esa sensación de tierra mojada, esa conexión con todo lo que pasa alrededor.

No sabía por qué la lluvia me recordaba tanto a Papito Dios hasta una madrugada en la que, justo en el momento en el que empecé a hablarle de ti, empezó a llover.

Ahora, no desaprovecho ocasión de lluvia para acercarme a Él, silenciar todo el ruido de alrededor, apagar las preocupaciones, los temores, el qué dirán, inclusive, lo que genera en mi tus reacciones, para decirle:

Señor, cuídala como lo más preciado que tengas, muéstrale tu amor en cada paso que de, cuida su corazón que entero te pertenece y si es tu deseo, alinea su propósito con el mío.

No sabía por qué la lluvia me hacía tan feliz, hasta que una madrugada en la que justo en el momento en el que empecé a hablarle de ti, empezó a llover.

← Volver
Un poco más de black3heart
Zona de guerra

Zona de guerra

No había entendido al soldado Doss sino hasta hoy. No tenía la intensión de lastimar a nadie. Solo quería auxiliar a un corazón herido. Pero ha sido en extremo difícil

read more
Caída libre

Caída libre

Hay cosas, millones de cosas que es mejor hacer en silencio, por la oportunidad de poder disfrutar de su maravillosa experiencia o porque las voces de los incrédulos alrededor es mejor no alentarlas

read more
Veintiocho de marzo

Veintiocho de marzo

Sobre las cuatro treinta de la tarde me iba a enfrentar a la decisión más importante de mi vida. No sabía qué vendría después de ello, si ganaría o perdería, solo sabía que debía ser valiente para enfrentarlo.

read more
Me gustaría saber tu opinión …