black3heart

Los latidos de mi negro corazón

Anita

A decir verdad, deberías llamarte “Blanquita” por la pureza tan profunda de tu corazón y la de … tu piel.

Tus mejillas que con facilidad se sonrojan, me trasladan a los momentos más importantes de la vida, en los que con gran timidez y una voz temblorosa, me atreví a desafiar mis temores.

Tus manos delicadas y suaves son una exagerada muestra del amor de Dios, pues en los momentos más oscuros y tormentosos, así me sentí, abrazado y arropado por Él.

Tu mirada, algo perdida e ilusionada me cautiva y enseña que para disfrutar de la vida no es necesario tener mucho, de hecho, no es necesario tener más que la compañía perfecta aunque todo lo demás no lo sea.

Y lo que definitivamente más podría resaltar, es la dulzura y espontaneidad de tus abrazos: nadie podría preverlos, ni el más atrevido y aunque alcanzaras a ver como esa faena de ternura se acerca corriendo hacia ti, al sentir el apretón, todo, definitivamente todo cambia.

Todos deberíamos tener en nuestra vida a una Anita que nos abrace y apapache tan fuerte y tan lindo como Anita me abraza mi.

Es tan grande la dicha, que de corazón desearía que cada uno en el mundo tuviera por lo menos a una y si el universo conspirara a su favor, como lo hace conmigo, tuvieran dos.

← Volver
Un poco más de black3heart
Zona de guerra

Zona de guerra

No había entendido al soldado Doss sino hasta hoy. No tenía la intensión de lastimar a nadie. Solo quería auxiliar a un corazón herido. Pero ha sido en extremo difícil

read more
Caída libre

Caída libre

Hay cosas, millones de cosas que es mejor hacer en silencio, por la oportunidad de poder disfrutar de su maravillosa experiencia o porque las voces de los incrédulos alrededor es mejor no alentarlas

read more
Veintiocho de marzo

Veintiocho de marzo

Sobre las cuatro treinta de la tarde me iba a enfrentar a la decisión más importante de mi vida. No sabía qué vendría después de ello, si ganaría o perdería, solo sabía que debía ser valiente para enfrentarlo.

read more
Me gustaría saber tu opinión …