black3heart

Los latidos de mi negro corazón

Amanecer

Desde que volviste mis mañanas son más preciosas de lo que alguna vez logré imaginar.

Cada día que no estuviste solo deseaba que la noche llegara rápido para irme a la cama y dejar de sentir sobre mi espalda el peso de tu ausencia.

Cada amanecer dejó de ser radiante porque mi mente se nublaba con las dudas infinitas que jamás tendrían respuesta.

Y mis tardes ya no eran las mismas al saber que las cartas que te escribía ya no llegaban a su destino por tu propia decisión.

Con tu partida, cada amanecer se convirtió en una terrible pesadilla y al caer la noche, mis ojos se lamentaban con gran pena porque simplemente me quedé sin a quien desearle el más maravilloso de los sueños.

[suspira profundamente…]

Qué bueno, qué agradable y qué perfecto fue la mañana en la que regresaste: Ahora, todos mis días, con sus tardes y noches son mejores de lo que pude imaginar.

← Volver
Un poco más de black3heart
Zona de guerra

Zona de guerra

No había entendido al soldado Doss sino hasta hoy. No tenía la intensión de lastimar a nadie. Solo quería auxiliar a un corazón herido. Pero ha sido en extremo difícil

read more
Caída libre

Caída libre

Hay cosas, millones de cosas que es mejor hacer en silencio, por la oportunidad de poder disfrutar de su maravillosa experiencia o porque las voces de los incrédulos alrededor es mejor no alentarlas

read more
Veintiocho de marzo

Veintiocho de marzo

Sobre las cuatro treinta de la tarde me iba a enfrentar a la decisión más importante de mi vida. No sabía qué vendría después de ello, si ganaría o perdería, solo sabía que debía ser valiente para enfrentarlo.

read more
Me gustaría saber tu opinión …